• RAÚL A. RUBIO CANO

Peña y los Maestros


Lo dijimos en el programa de TV Punto Muerto Noticias, que se difunde por Facebook, el pasado viernes 24 de junio, de que la posibilidad de un diálogo fructífero entre el movimiento magisterial contra la Reforma Educativa y el gobierno de Peña Nieto, sería algo muy difícil, por no decir imposible. Y bueno, ayer la prensa nos confirmó tal imposibilidad de diálogo fructífero, ya que el mismo Peña Nieto indicó en Canadá que: “Lo que no está el gobierno dispuesto a hacer es a negociar la ley. Ésta ni ninguna otra, no sólo la legislación educativa, ninguna está sujeta a negociación.” (La Jornada 28/6/2016). Y es que mientras los maestros el pasado lunes en Gobernación “pusieron en la mesa de negociación varios puntos centrales de su movimiento, como la abrogación de la reforma educativa y sus leyes secundarias; que se llegue a fondo en la investigación por los hechos de Nochixtlán y sanción a los responsables. También, la cancelación de la evaluación como instrumento para ingreso, permanencia, promoción y reconocimiento de los maestros; la reinstalación de los docentes cesados por motivos de la evaluación y de la lucha magisterial. Además, la liberación de los ‘presos políticos’, cese de la represión contra la CNTE; la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre de 2014, y la renuncia del titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño…que se garantice la estabilidad laboral de los docentes; el incremento de la matrícula en las normales; la revisión de los planes de estudio de estas instituciones; la asignación automática de plazas a los normalistas, y que se detenga la ‘represión’ contra estos” (Ibídem) Peña, busca desactivar ese potencial constructivo que los maestros han ejercido mediante su labor educativa desde la Revolución Mexicana, al poder tejer la nacionalidad de una país llamado México, por eso, se busca con tal Reforma Educativa, que la presencia magisterial combativa desaparezca de una vez por todas, en esa solidaridad con los movimientos populares del campo y la ciudad y sobre todo, evitar que desde el magisterio se pueda articular un movimiento insurgente –como ya de hecho se viene mencionando- que mande al carajo las reformas estructurales de Peña Nieto (son siete) más las que puedan venir, porque éstas precisamente son la condición jurídica y vital para permitir al Gran Capital la integración y sometimiento total de México al gran bloque económico de América del Norte, por eso Peña, en su vista a Canadá, previa a la Cumbre de Líderes de América del Norte, fue contundente en señalar que no moverá nada a la Reforma Educativa ni a las otras que ya fueron aprobadas; por lo tanto, el enfrentamiento del Estado títere del imperialismo, será directo contra el magisterio y el pueblo de México ¡Pa’l baile vamos! raurubio@gmail.com


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.