• Araceli Garza

Mentor Tijerina ...En Defensa de OPUS 102.1


Uno de los involucrados en la construcción de una nueva programación para la frecuencia 102.1 hace más de 20 años es el periodista y analísta político Mentor Tijerina quien hoy hace un análisis de esta historia en defensa de que regrese a la frecuencia modulada Opus, que a partir del lunes se escucha en AM. Este es el escrito íntegro de su contribución

En Defensa de OPUS 102.1

El Bronco quiere borrar de un plumazo un experimento exitoso de 26 años de radio pública y cultural en Nuevo León. Al hacerlo está eliminando una institución cultural que ha logrado sobrevivir contra viento y marea. La lucha para que la 102.1 conserve su vocación pública y cultural ha logrado despertar y movilizar a una comunidad que no está dispuesta a perder algo que considera suyo, y, sobre todo, que no está dispuesta a dejarse atropellar por una decisión unilateral de Gobernador del Estado. Estos son los principios que estamos defendiendo y que, creo interpretar, son los que movilizan a muchos nuevoleoneses que decidieron alzar la voz en defensa de lo que representa la 102.1

1. Radio pública vs. radio de gobierno. Las 9 estaciones que dieron nacimiento al Sistema Radio Gobierno fueron concesionadas al Gobierno de Nuevo León en 1977, bajo el gobierno de Pedro Zorrilla. Como su nombre lo indica, fueron medios cuya vocación original fue servir a las necesidades de comunicación del gobierno. En 1991, un grupo de jóvenes que trabajamos en el área de comunicación del Gobierno de Sócrates Rizzo, decidimos transformar la radio del gobierno en radio pública. La diferencia entre una y otra no es sólo de nombre, es un cambio radical de naturaleza: mientras que la primera está al servicio del gobierno, la radio pública está al servicio de la sociedad. Tengo que decirlo, este proyecto contó, desde un principio, con el apoyo del Gobernador y de su Coordinador de Proyectos Estratégicos, Edilberto Cervantes. 2. Un proyecto con diseño. Echar andar Radio NL nos llevó todo un año. La situación de las estaciones era muy precaria desde el punto de vista de equipamiento, hubo que substituir, además, los transmisores que databan de la primera época. Pero sobre, nos pusimos a diseñar el proyecto para la estación que sería la punta de lanza del sistema: la 102.1. Para este fin, contratamos al musicólogo regiomontano, Arturo Salinas Elosúa, hijo de nuestro querido maestro Dr. Arturo Salinas Martínez. Nuestro modelo de referencia para diseñar la estación de música clásica fue Radio France Musique. Arturo nos pidió seis meses para diseñar el proyecto, sus modelos de radio pública fueron France Culture, la BBC, y la NPR. El Director de Radio Nuevo León a quien tocó aterrizar el proyecto fue Rodolfo Garza (qepd), junto con un equipo de regiomontanos notables, entre otros, y por no citar más que a algunos, Tito Leyva, Arnoldo Nerio, y la polaca Alicia Benkowska. Arnoldo Nerio, quien acaba de llegar de estudiar música antigua de Polonia, fue, con su sentido práctico, el encargado de traducir en términos de programación musical el proyecto conceptual de Arturo Salinas. Comenzamos a transmitir con muy poco alcance a mediados de 1991, debido a que los viejos transmisores estaban convertidos en chatarra. El cambio se empezó a sentir a finales de 1991 cuando llegaron los transmisores Continental, que encargamos a Dallas, a sugerencia de una de los radiodifusores más connotados de la radio comercial en Monterrey. Entonces la 102.1 empezó a transmitir a toda su potencia de 50 KW. El resultado fue una revolución: la 102.1 nació con el pie derecho en medio del aplauso y la celebración de la comunidad cultural, universitaria y empresarial de Nuevo León. 3. Radio y vinculación social. El proyecto de Radio Nuevo León no se limitaba a difundir la música clásica. Desde un principio tuvimos claro que el éxito de la estación radicaba en su vinculación con la sociedad. El proyecto original contemplaba la idea de crear una Orquesta de Cámara de Radio NL, bajo la dirección del maestro regiomontano Jesús Medina. No tuvimos éxito pues el costo rebasaba, por mucho, nuestra capacidad financiera. No obstante, echamos a andar otros proyecto de vinculación social como los Conciertos de Verano, la Fiesta de la Música, y los Conciertos de Música Antigua en El Obispado, bajo la dirección de Arnoldo Nerio. El cambio disruptivo en materia de vinculación comunitaria finalmente se produjo cuando la Orquesta Sinfónica de la UANL empezó a organizar sus conciertos en el Auditorio de la Unidad Mederos. Desde esa época se creó una vinculación estrecha entre la 102.1, la Orquesta Sinfónica de la UANL, y el público, cada vez más numeroso, que asistía a los conciertos. La vinculación entre la 102.1 y la Orquesta Sinfónica de la UANL es uno de los fenómenos de promoción musical y de creación de audiencias más exitosos que conozco. Me atrevería a decir que desde esta época se dio en Nuevo León una explosión de la cultura musical muy por encima del crecimiento que tuvieron la artes plásticas, el teatro, u otras manifestaciones artísticas en la ciudad. A partir del los noventas, el fenómeno cultural de Nuevo León es la música, y no sólo la clásica, sino en todos sus géneros. Jamás imaginé que Monterrey fuera una tierra con vocación musical, pero ahí están los hechos. La supresión de la 102.1 pone fin al modelo exitoso de colaboración y de difusión entre la radio pública y la Orquesta Sinfónica de la UANL que tan buenos resultados dio por más de dos décadas. 4. Catedral de la música. Cuando Arturo Salinas Elosúa presentó su proyecto para la 102.1 su idea fue hacer de la estación una “catedral de la música”. Le pregunté a qué se refería con este concepto, me respondió: cuando tu vives en el ajetreo de una ciudad y entras en una catedral, lo primero que encuentras es un espacio de paz, de silencio, un refugio para estar contigo mismo, aislado del ruido y del bullicio de la vida mundana. La 102.1 tiene esta vocación: es un espacio de armonía, de paz, alejando del ruido de las estaciones del cuadrante comercial. Hoy, esta catedral, que resistió durante más de veinte años los embates por echarla abajo, fue finalmente vencida. El ruido de las ocurrencias, de la música comercial y de la radio hablada terminaron por derrumbar sus muros. Los mercaderes del raiting se apoderaron de uno de los escasos espacios públicos que aún quedaban en pie en nuestra ciudad, como merolicos que se instalan en el templo para vender sus productos. 5. El éxito de un proyecto cultural no se mide en raiting. Desde un principio sabíamos que el objetivo de una radio pública no es el raiting, las catedrales musicales jamás pueden competir contra los espectáculos del mercado. Su objetivo es ser un punto de referencia, ser causa y no efecto, ser el indicador educativo y cultural de nuestras elites dirigentes y de los miles de jóvenes que estudian en nuestras universidades. En 1991, el mismo año en que nació Radio NL, fue creado en Europa el canal de televisión ARTE. Se trata de un canal cultural con la colaboración de instituciones francesas y alemanas. El éxito de ARTE no se mide en raiting, pues escasamente supera los 4 puntos de audiencia. Su éxito es de largo alcance: ¡preservar y difundir la cultura europea! 6. Arquitectura institucional. Una de las asignaturas que dejamos pendientes para consolidar la permanencia de Radio Nuevo León como radio pública fue su diseño institucional. En 1995 presentamos al Congreso de Nuevo León dos iniciativas de ley para que Radio Nuevo León y TV Nuevo León, por separado, se transformaran en organismos públicos descentralizados con personalidad jurídica y patrimonio propios. El proyecto fue rechazado por el entonces coordinador de los diputados del PRI, quien seguía atado a la visión gobiernista de la radio y televisión públicas. El proyecto contemplaba la inclusión de representantes de la sociedad civil y de las principales universidades públicas y privadas de Nuevo León en los Consejos de Administración de estos medios. Estoy seguro que de haberlo logrado en 1995, al Bronco le hubiese resultado más difícil cambiar la vocación de la 102.1. La experiencia que nos queda de 26 años de radio pública en Nuevo León es que tenemos que dotar, por ley, a Radio Nuevo León, y a la 102.1, del diseño institucional que las proteja de los vaivenes políticos y de las ocurrencias de los gobernantes en turno.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.