• REDES (Reporte Índigo)

Jugó PRI en su contra


La anulación de la elección en Monterrey y la orden de convocar a nuevas elecciones resuelta ayer de manera salomónica por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación no es una buena noticia ni para el PRI, ni para el hoy exalcalde Adrián de la Garza ni para el grupo del exgobernador Rodrigo Medina. Si el medinismo tenía una posibilidad por mantenerse vivo en Nuevo León, su oportunidad era en los tribunales electorales donde todavía presumían tener influencia para ganar en la mesa. La nueva elección que ordena el Trife obliga al medinismo a negociar con otros grupos del PRI que son antagónicos al grupo del exmandatario priista. Y hay otro factor: la nueva elección en Monterrey abre la posibilidad para que Morena, el partido del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, busque ganar la capital de Nuevo León y comenzar así camino a la gubernatura en el 2021. Muchas promesas hizo ayer el panista Zeferino Salgado, quien tomó protesta como alcalde de San Nicolás, cargo que ocupó en los años violentos del 2006 y 2009. El exdelegado de la SCT en Nuevo León prometió que la transparencia sería el sello de su administración y que todas las licitaciones se llevarían a cabo en los parques públicos. Salgado no prometió obras. El municipio de San Nicolás es uno de los más endeudados del país y necesita de los recursos federales para poder sobrevivir. Su obra insignia será la construcción de un cuartel policiaco en la Unidad Deportiva Oriente. Aseguró que no buscará la reelección en el 2021. Muchas promesas hizo ayer Chefo. Sólo le faltó una: que durante su administración no se reabrirán los casinos que tiene en San Nicolás Juan José Rojas Cardona y que están clausurados desde hace más de 5 años por Segob.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.