• REDACCIÓN

Con la mayoría calificada con 362 votos  se aprobó crear la Guardia Nacional


La creación de este modelo policial obligó a realizar modificaciones a los artículos 13, 16, 21, 32, 55, 73, 76, 82, 89 y 123; y, deroga la fracción III del artículo 31; la fracción II del artículo 36; la fracción I del artículo 78; y, la fracción VII del artículo 89, todos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La propuesta original tuvo varios cambios, pues de 13 artículos que se reformarían, solo se hizo en nueve. Destacan el artículo 21 donde se establece que la Guardia Nacional será una institución policial de carácter y dirección civil.

También se creó la figura de Junta de Jefes de Estado Mayor, que estará compuesta por civiles, militares y marinos, la cual, según el dictamen aprobado, tendrá un nivel jerárquico inferior a la dirección de la corporación.

Luego de más de nueve horas de debate en el Palacio Legislativo de San Lázaro, los legisladores descartaron 70 reservas a distintos artículos en lo particular y, una vez aprobada, turnaron la minuta al Senado de la República y de inmediato se clausuró el periodo extraordinario.

La Reforma constitucional implica una transformación radical de las prácticas de seguridad pública, al eliminar la prohibición de que los militares realicen labores de este tipo. La guardia nacional, existente previamente en el texto constitucional aunque más bien pensada como una reserva de ciudadanos para defender la soberanía, se convierte en el modelo amlista de cuerpo militarizado que podrá cubrir partes extensas del país bajo las órdenes directas del ejecutivo y con los mandos operativos provenientes directamente de la Secretaría de la Defensa Nacional.

QUIENES APOYARON Con el apoyo mayoritario del PRI y el PVEM, la coalición de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social lograron la mayoría calificada en la Cámara de Diputados para aprobar, en lo general y los artículos no reservados, las reformas a nueve artículos de la Constitución que permitirán la creación de la Guardia Nacional.

Los grupos parlamentarios de los partidos Acción Nacional, y Movimiento Ciudadano votaron en bloque en contra del dictamen, y en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) una tercera parte apoyó la propuesta de creación de la guardia, a pesar de que su coordinador, Ricardo Gallardo, aseguró que irían todos en contra.

TODO LISTO PARA QUE EL SENADO DÉ SU AVAL.

Nueve es el número mágico para que la Guardia Nacional exista, pues ése es el número de senadores del PRI que deberá votar a favor de las reformas constitucionales en las que, como concesión de la mayoría morenista, se incluye que el mando principal de esta fuerza militarizada será un civil, en este caso el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo. El PRI cuenta con 15 senadores y la instrucción del partido es clara: apoyar esa reforma propuesta por el Ejecutivo. Se prevé que los morenistas y aliados electorales, más el apoyo verde y tricolor, alcanzará 92 votos, seis por encima de lo que se requiere legalmente, por lo que aunque entre los tricolores hay objetores de conciencia, mientras no sean más de seis, no se detendrá la reforma. En los estados, Morena controla suficientes congresos estatales y se estima que el PRI girará instrucciones similares a las enviadas a San Lázaro. La aceptación del PRI para avalar la Guardia se dio primeramente en San Lázaro, donde el Partido Verde ya había dado viabilidad a la mayoría calificada (dos terceras partes de los legisladores presentes), pero la gran duda era el Senado, donde sin el Revolucionario Institucional la meta parecía poco accesible.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.