• La pluma de NL

Las Columnas...


REDES (Reporte Índigo) Quien llegó a Nuevo León para encender la controversia fue el senador suplente de Ricardo Monreal y aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, quien compartió un video acompañado del ex candidato panista a la alcaldía de Monterrey, Felipe de Jesús Cantú, con quien sostuvo una reunión en la capital estatal. En el mensaje, Alejandro Rojas defendió al blanquiazul, asegurando que ganó la elección a la alcaldía, y que si no llegó a la presidencia municipal fue producto de un “pacto lamentable” entre el PRI y Morena en la entidad, el cual, asegura, es impulsado por la propia Yeidckol Polevnsky. El legislador suplente, quien ha sido muy crítico de la dirigente nacional de Morena, declaró también que en el partido no quieren que se despoje de triunfos a candidatos como a Cantú, sino que se promueve la democracia y se busca que ya no se roben elecciones. Sin duda este acercamiento con Cantú y las declaraciones en contra de Yeidckol seguirán dando mucho de qué hablar.

EN VOZ BAJA (EL PORVENIR) Qué barbaridad. Aunque tenían contemplados realizar una protesta contra la autoridad, a diputados del PAN y regidores se les volteó el chirrión por el palito. Resulta que ya habían corrido las convocatorias para manifestar su queja por la condición y daños de los baches en el municipio de Guadalupe, donde entregarían un escrito. Sin embargo, la alcaldesa Cristina Díaz que ya se andaba cayendo con el colmillo largo y retorcido, al percatarse de la visita, modificó su agenda para abrirle las puertas de su oficina. Por lo que mandó llamar a su equipo de colaboradores, quienes dieron cátedra de lo que se hace y lo que dicen las leyes en ese sentido, amén de los recursos oficiales. De modo que, los visitantes se retornaron a sus labores con tarea, para modificar algunas reglamentaciones sobre el apoyo por daños a particulares, limitados por la ley. Así como la petición a los legisladores federales para la gestoría de recursos federales que le fueron retirados a los municipios para esas labores.

PAULO CUÉLLAR El plato del día. Desde una perspectiva cívico político, la resurrección significa vivir una metanoia, una conversión. Pasar de ser personas individuales a ciudadanos interesados en el bien común. Una metanoia porque si la catarsis no se origina desde el espíritu, la ciudanización es efímera. Participar en los asuntos comunes no es una estrategia, sino una forma de vida. Interesarse en resolver los problemas del barrio, no es ser generosos, sino una adhesión a tu propia vida y a la de tu familia. La crucifixión en este contexto, fue hacia la democracia, la justicia, el progreso y el desarrollo. Sin embargo, resucitar estos principios que nos liberan de la pobreza y del subdesarrollo depende de cada individuo; la sociedad espera la llegada de un Cristo social, comunitario que habita en los corazones de las personas. La participación ciudadana no es propiamente revocar mandatos ni quemar edificios, ni protestar y protestar, sino interesarse en tu entorno más cercano que es tu colonia, asistir a las juntas vecinales, no tirar basura, mejorar el parque, etc. Finalmente la resurrección lleva implícito el que seamos mejores personas, volver a nacer bajo una perspectiva socio política. Si queremos ser congruentes con la resurrección, hay que colaborar con la autoridad en los asuntos del bien común. saulodetarzo1968@icloud.com


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.