• Por Francisco Cuéllar Cardona

De "Tijuana" a "Matamoros"


La Talacha.....

Escribir sobre el narco, será siempre un riesgo, aquí y en el último rincón del mundo. Al narcotraficante, como al Estado corrupto, le incomoda, le molesta y le estorba la prensa y el periodista que indaga, hurga, investiga y denuncia. Por eso se le calla y se le silencia mediante amenazas o la muerte. Así sucedió en la Italia violenta de la Cosa Nostra de origen siciliano; en los tiempos de Al Capone en la enigmática cuidad de Chicago en los años treintas, donde impuso su ley a punta de balas; en la Colombia con Pablo Escobar, donde el terrorismo alcanzó los niveles de terror que aun no se olvidan; en la Sinaloa de Amado Carrillo y el Chapo Guzmán y otros siniestros personajes del crimen que se dieron vuelo jalando el gatillo contra los periodistas que cuestionaron sus actividades ilícitas; en Matamoros, cuna de la delincuencia que contaminó a Tamaulipas y que hoy invade a toda la geografía del país. En todo momento, durante estos episodios criminales, la prensa y los periodistas, han escrito su historia con sangre y muerte hasta nuestros días. Cada narcotraficante, cada banda delincuencial han hecho pagar a la prensa con su vida, la osadía de denunciar y exponer ante los ojos de la opinión pública sus fechorías. México, es junto con Siria, los dos países más peligrosos para ejercer el periodismo, con la diferencia de que en nuestro país, los verdugos de la prensa matan casi por hobby, y en Siria, asesinan con un pretexto religioso. En México, y Estados como Tamaulipas y Sinaloa, particularmente, hacer periodismo "hay que chingarse", decía y escribía Javier Valdez, quien conoció durante su vida los dos territorios, asegurando que cuando pisó Tamaulipas por primera vez para hacer un reportaje, sintió miedo. El tema sobre los riesgos de hacer periodismo viene al caso, luego de ver la serie "Tijuana" que Netflix ha puesto en su menú, en donde se aborda la historia del crimen del periodista Héctor "El Gato" Felix, y el protagonismo de su compañero de lucha, Jesús Blanco Ornelas, en el semanario "Zeta", que en la serie se hace llamar "Frente Tijuana". La historia recrea la tarea difícil del periodista y su cobertura de un problema muy vigente como el narcotráfico, aderezada con la actividad política y el poder público. Es el narco y la política, una simbiosis, una práctica diaria que amenaza todos los días a la prensa y a los periodistas. Así ha sido siempre, ni más ni menos, cuando el periodismo se ejerce sin adjetivos y enfrentando todos los riesgos. La historia de "Tijuana" se parece al episodio ocurrido en 1986 en Matamoros, cuando mataron a los periodistas Ernesto Flores y Norma Morena. Su delito: denunciar las actividades ilícitas del narco y los políticos que gobernaban entonces ese municipio. De 1971 a 1986 (cuando asesinaron a Ernesto y a Norma) habían matado a 29 periodistas en México. Del 2000 al 2019, la profesión ha sido más castigada que antes: ahora, más 130 colegas muertos, por la simple convicción de escribir la verdad sobre el narco y la político. En México, el gobierno, en sus tres niveles no ofrece garantías mínimas para proteger a la prensa y a los periodistas, incluso, pareciera que alienta las agresiones. Andrés Manuel López Obrador, el "demócrata de la Cuarta Transformación", casi a diario los descalifica y los sataniza. Pareciera que es una moda matar, agredir, y amenazar a los periodistas. La sociedad mexicana, tampoco hace nada para exigir un freno a las agresiones; es más, existen algunos sectores de la misma sociedad que se regocija y aplaude que el periodista sea callado y privado de la vida. No saben que matar a un periodista, es matar la oportunidad de construir una sociedad más democrática y más libre. La aspiración de una sociedad debe ser que no haya más "Tijuanas", ni más "Matamoros". Escribiendo la verdad, se alcanza la libertad, y cuando se unen esos dos valores, se llega a una sociedad más justa. Eso es lo que mueve a la verdadera prensa en el mundo y más en nuestro país.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.