• Francisco Cuéllar Cardona

En el Informe del Bronco, ¿quién tiene la razón?


Durante la presentación del Cuarto Informe de Gobierno del Bronco al Congreso del Estado, hubo dos versiones de lo que sucede en Nuevo León: una en blanco y negro, y otra a todo color. Los diputados llegaron con la espada desenvainada y le tupieron al gobernador con todo. Le pidieron su renuncia, le reprocharon su fallida aventura de ir tras la presidencia de la República y el desvío de recursos del gobierno para reunir las firmas. También la echaron en cara la compra inútil de un Dron hechizo, la obra inconclusa de la Linea 3 del Metro, la requisa que nunca se hizo de la Ecovía, y muchas promesas que jamás cumplió. "Nuevo León está en crisis, y el primer paso para salir de ella es sacarlo del gobierno", le dijo en su cara el diputado Horacio Tijerina de Movimiento Ciudadano. La más dura en sus jucios fue la panista Claudia Caballero, "su ambición de poder lo tiene hoy al borde de la destitución", le espetó. Le pagaron con todo, pero luego suavizaron su discurso, y le advirtieron que tiene todavía dos años para corregir y sacarse la espina. El escenario que le pintaron los legisladores fue catastrófico: feminicidios, violencia, corrupción, así está Nuevo León. Esa es la visión que presentaron los legisladores y que por supuesto no le agradó al gobernador Jaime Rodríguez Calderón que apechugó todo sin decir nada durante 45 minutos, pero cuando le tocó su turno les aclaró que no tiene necesidad de escucharlos, "el artículo 57 de la ley, nunca habla de que yo tenga que venir y que ustedes me tengan que decir, todo lo que me dijeron. Estamos violando la ley en el propio Congreso. Por cortesía los escuché, en algunas cosas estoy de acuerdo, en otras no, y así debe ser la democracia". El Bronco dio lectura a un documento de 432 hojas en el que echaba abajo, según su visón y óptica, todo lo malo que le dijeron los diputados. Y habló de un Nuevo León en el que todo está bien: "Este, es uno de los mejores Estados para vivir", presumió. En su decir, aseguró, que Nuevo León es ejemplo nacional en varios rubros. En Salud, Educación, Infraestructura, bueno, hasta en el tema de combate a la contaminación, está de las mil maravillas, y prometió que en los próximos dos años que le quedan, todos los pendientes quedaran acabados. Su gobierno, insistió ha hecho las cosas bien, y no se arrepiente de nada, porque el sí ha visto el cambio que otros no quieren ver. Y les dijo que los ataques no lo van a detener. Fueron dos "Nuevoleones" los que los diputados y el gobernador mostraron a la gente este miércoles. La pregunta que ayer mismos, algunos se hacían: ¿Quién tiene la razón aquí?. ¿Los diputados que durante un años se han perdido en pleitos intestinos al interior del Congreso?, ¿o el Bronco que hoy no se arrepiente de nada y que le vale lo que digan la prensa, las redes sociales y las encuestas que lo colocan como el peor gobernador de toda la historia de Nuevo León?. El mejor juicio es el de la gente que ve, escucha y siente. El espectáculo de este miércoles entre el Bronco y los diputados del Congreso, se inscribe en el contexto de la lucha por el poder que está en disputa y que se definirá en el 2021. Queda claro, que al margen de las verdades o mentiras que se hayan expuesto en el Cuarto Informe del Bronco, estos dos poderes no han estado a la altura de una sociedad nuevoleonesa que históricamente se ha distinguido como emprendedora y fiel al trabajo. Los actores de estos dos poderes, quedan debiendo mucho aun.


  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White YouTube Icon

15 Segundos | Periodismo Político en Monterrey, Nuevo León.