top of page
  • Foto del escritorAraceli Garza

LIBROS DE TEXTO GRATUITO: A EXAMEN




José Luis Elizondo T.


Los libros de texto gratuitos tienen una historia que data desde 1960, cuando la SEP editó, publicó y distribuyó los primeros libres de texto de educación primaria.


Desde entonces, la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (CONALITEG) ha llevado a cabo importantes esfuerzos para adecuar y entregar oportunamente los libros de texto en los niveles educativos de la educación básica.


La elaboración de un libro de texto, conlleva muchos cuidados y filtros, ya que el libro debe estar apegado cien por ciento a los programas educativos de cada grado escolar, para que realmente sea un auxiliar de primer orden en el proceso de enseñanza aprendizaje.


Pero en la nueva política educativa, es más importante implantar el sello de la 4T, no sólo con el desmantelamiento de la plantilla de funcionarios que no son afines a la ideología actual, y que tienen una experiencia amplia en el manejo administrativo de la Secretaría más voluminosa del gobierno federal, sino que ahora van por nuevos libros de texto gratuitos, cuando la última actualización se dio hace apenas seis años.


La polémica empezó cuando la SEP emitió la convocatoria para el rediseño de los libros de texto gratuitos de primaria 2021, en la que llamó a docentes normalistas, investigadores de universidades públicas y privadas, becarios CONACYT, consejos técnicos escolares, maestros, bibliotecarios, directivos y comunidades, así como a cronistas y jubilados, a presentar nuevos contenidos, que vayan acordes a los programas de la Nueva Escuela Mexicana. El pequeño detalle, es que la Nueva Escuela Mexicana sólo está en el discurso y no existe ningún documento que contenga los aprendizajes esperados para grado escolar, mucho menos los programas y dosificaciones de los objetivos generales de aprendizajes en cada materia y grado escolar.


En lugar de encargar la elaboración de cada libro de texto a un autor reconocido o a un equipo de personas expertas, la SEP optó por emitir una convocatoria pública para ellos.


Ante la cercanía del nuevo ciclo escolar, la SEP cuenta tan solo con pocos días para desarrollar este importante proceso. En dicho lapso será necesario concebir el concepto y la estructura de cada libro; capacitar a las personas seleccionadas para desarrollar los contenidos; formar los equipos de trabajo; revisar, evaluar y aprobar las propuestas que generen miles de profesores; para finalmente diagramar unas tres mil nuevas páginas y ensamblarlas coherentemente para formar 18 libros de texto de calidad. Ello equivale a concluir un nuevo libro cada cuatro días, según la opinión de los expertos.


Ahora, a contra reloj, la SEP emitió otra convocatoria para buscar a creadores y diseñadores que le den colorido a cada libro, eso sí, sin paga de por medio, lo que es abiertamente ilegal.


En opinión de especialistas, este es un proceso improvisado, sin planeación y sin definiciones básicas, es decir, un proceso “al vapor” que de salir mal, como es de esperarse, afectará a más de 25 millones de alumnos de educación básica en el país.


Seguiremos atento a este proceso.


Comentarios


Banner de la propiedad v3.1.gif
Banner HG.gif

Noticias recientes

bottom of page